Cómo tratar los problemas de gruñidos de Pomerania

gruñidos de pomerania
Índice

    Los gruñidos de Pomerania son solo un método de comunicación. Es tu perro el que intenta decirte algo. Ellos gruñen para transmitir muchas cosas diferentes, desde miedo y agresión hasta fomentar el tiempo de juego.

    Un problema común con muchos dueños es el gruñido de sus perros. Este artículo te ayudará a resolver los problemas de gruñidos de Pomerania.

    Ellos son perros pequeños, pero no creen que sean pequeños. Habitualmente encontrarás que tu pequeño pomerania está desafiando a todas las razas de perros grandes de tu vecindario.

    Problemas de gruñidos de Pomerania

    gruñidos de pomerania
    gruñidos de pomerania

    Para resolver el problema de los gruñidos de Pomerania, es necesario comprender las características de comportamiento de estos perros. Es importante averiguar primero la causa principal de sus gruñidos.

    Hay muchas razones por las que tu Pomerania gruñe. Podría estar protegiendo su comida o propiedad, o experimentando miedo, inseguridad, dolor, frustración o simplemente diversión.

    Gruñendo porque se están divirtiendo

    Cuando pasees con tu Pomerania o juegues a perseguirlo, ¡no te sorprendas si te gruñe! No tiene por qué significar que su estado de ánimo se haya convertido repentinamente en agresión.

    A veces, el gruñido es solo una forma para decirte que están felices y emocionados.

    Gruñendo para saludar

    Si has estado en el trabajo o de vacaciones todo el día, no te sorprendas si tu pomerania gruñe y ladra cuando llegas.

    Eso no significa que no esté contento de verte, son muy comunes los gruñidos de pomerania como saludo.

    Gruñe para ser asertivo

    Si tu Pomerania se encuentra con otro perro o mascota nueva en el hogar o en la calle, se sentirá intimidado. En el caso de que este animal desconocido interrumpa el ecosistema actual o viole su territorio, ellos gruñirán para afirmar su dominio sobre el otro animal. ¡El propósito es asustarlos y dejarles claro que están a cargo aquí!

    Gruñendo ante la incertidumbre de lo desconocido

    Los gruñidos de Pomerania en estos casos, a menudo se deben a que tu mascota no está seguro de lo que está sucediendo. Es más probable que esto sea cierto si tu perro se encuentra en una situación en la que le estás enseñando a hacer algo difícil o nuevo, o si simplemente no lo estás alimentando en el mismo tiempo que lo harías normalmente.

    Gruñendo porque tienen dolor

    Si tu Pomerania tiene dolor, podría ser una lesión interna o estar relacionado con una condición de salud subyacente. No te sorprendas si tu mascota comienza a gruñir en respuesta al dolor.

    Las razones para gruñir de dolor pueden ser dobles. Primero, como respuesta directa al dolor, y segundo, para alertarte de que tiene dolor.

    Si sospechas que este es el caso, es importante que lleves a tu Pomerania al veterinario para recibir tratamiento.

    Gruñendo porque tienen miedo

    Si tu Pomerania se encuentra con algo que cree que es una amenaza, gruñirá para defenderte y alertarte de que existe una. La amenaza podría ser una persona, otros animales o un ruido terrible repentino como fuegos artificiales.

    Esta razón del gruñido es común entre los pomerania que han experimentado un trauma emocional en el pasado.

    Gruñidos por agresión alimentaria

    Todos los perros tienden a proteger su comida, especialmente si son cachorros. La agresión alimentaria está en su ADN y se remonta a su tiempo en la naturaleza cuando los lobos tenían que proteger su comida de otros lobos fuera de su manada. Los pomerania pueden gruñirte a ti, o a otro animal para proteger su comida.

    Gruñendo por falta de socialización

    Muchos pomerania se desvían de su comportamiento tranquilo debido a la falta de socialización. Esto es especialmente cierto si se se da en circunstancias inusuales. Inmediatamente se sienten inseguros y pueden comenzar con los gruñidos de Pomerania

    Piensa siempre en la situación en la que se encuentra tu perro cuando gruñe. Es posible que tu mascota emita diferentes tipos de gruñidos en diferentes situaciones. Al determinar o reconocer las circunstancias que rodean cada gruñido, puedes saber lo que su pomerania está tratando de decir.

    ¿Son los pomerania agresivos?

    A pesar de su pequeño tamaño, los pomerania son miembros valientes y cariñosos de la familia. Son perros enérgicos y generalmente no agresivos.

    Fueron criados para ser perros de compañía. No tienen instintos de guardia y no son luchadores. Ellos sospechan naturalmente de los extraños y desconfían de otros perros.

    Sin embargo, como todas las razas, los pomerania pueden ser agresivos. La razón más común del comportamiento agresivo de Pomerania es la falta de socialización, miedo, experiencias negativas previas o problemas de salud.

    Aquí hay algunos consejos para prevenir la agresión en esta raza:

    • Socializa a tu Pomerania para que se sienta cómodo con extraños y otros perros.
    • No fuerces a tu cachorro a situaciones que puedan asustarlo.
    • Evita cualquier desencadenante que asuste a tu Pomerania.
    • Debes establecer tu papel como líder de la manada mientras los pomerania escuchan y obedecen al alfa de la manada.
    • No omitas sus chequeos veterinarios regulares.

    Si quieres saber más sobre pomeranias agresivos lee nuestro artículo ¿Qué hacer con un Pomerania agresivo?

    Consejos de entrenamiento para gruñidos de pomerania

    Hay una buena razón por la que tu pomerania está gruñendo, y probablemente no sea lo que estás pensando.

    Tu pomerania está socializando para no gruñir

    Si tu pomerania está mal socializado, puede hacer que se sienta amenazado más fácilmente. Esto hace que los cachorros muerdan y gruñan a otras personas y animales, sin importar cuán inofensivos sean.

    Estos gruñidos de Pomerania ocurren cuando no estan acostumbrado a otros animales o personas. La falta de socialización los lleva a asociar a los demás como una amenaza para ti o para ellos mismos y, en consecuencia, gruñen cuando entran en contacto con extraños o animales.

    Hazle saber quién es el líder de la manada

    A veces, los pomerania se consideran el perro alfa, el protector de la casa. Para evitar situaciones incómodas, debes afirmarte como el alfa de la familia.

    Ser un líder de la manada no significa que asustes a tu Pomerania para que sea sumiso. Un líder alfa fuerte es un líder compasivo y seguro, no un matón. Trata de ganarte la confianza, la lealtad y el respeto de tu Pomerania.

    Reacciona con calma a sus gruñidos.

    Si tu pomerania comienza a gruñir, es importante que no reacciones con ira externa. Tienes que mantener la calma porque si reaccionas negativamente a su gruñido, solo gruñirá más.

    No castigues la agresión

    También ayudaría no castigar a tu perro por gruñir. Es posible que tu pomerania no sepa por qué lo están castigando. Esto puede crear resentimiento y hacer que se vuelva agresivo. En cambio, sería útil darle mucho entrenamiento de refuerzo positivo para ayudar a tu Pomerania a aprender a comportarse.

    Elogia y refuerza su buen comportamiento

    Es importante dar pasos positivos en el entrenamiento de tu Pomerania. Por lo tanto, si deja de gruñir cuando se le solicita, o no gruñe en una situación en la que normalmente lo haría, es clave que lo elogies y le des una recompensa.

    El refuerzo positivo les ayuda a asociar las cosas buenas con no gruñir. Esto los animará a continuar su progreso para obtener recompensas.

    Obten ayuda de un experto en comportamiento animal

    Si no está seguro de por qué tu Pomerania te gruñe a ti o a otras personas, lo mejor es buscar la ayuda de un adiestrador de perros o un conductista profesional. De esa manera, puede ver cómo entrenar a tu Pomerania de manera efectiva y segura.

    No dudes en consultar a un veterinario si no estás seguro de la salud de tu mascota. Si sientes que tu pomerania puede estar mostrando síntomas de una enfermedad.

    ¿Gruñidos de pomerania cuando se los recoge?

    Tu pomerania puede gruñir en respuesta a la incomodidad que puede ocurrir si no se le alza adecuadamente. Los huesos de Pomerania son frágiles y no hay una gran capa de grasa que los proteja.

    La mejor manera de recoger a un Pomerania es acercándote por un lado. Sosten su pecho con tus dedos debajo de sus axilas.

    Pensamientos finales sobre gruñidos de pomerania

    Los pomerania intentan comunicarse con la gente de diferentes formas, una de las cuales es gruñir. Ellos gruñen para comunicar muchas cosas diferentes, desde miedo y agresión hasta fomentar el juego. Siempre esta atento a la situación en la que se encuentra tu mascota cuando gruñe.

    Aunque algunos pueden gruñir a sus dueños o extraños, rara vez tienen la intención de hacer daño. Su comportamiento de gruñido generalmente indica algo más y es fácil de quitar.

    Te invitamos a que leas nuestro último artículo ¿Cuántos cachorros de Pomerania nacen por camada?

    Síguenos en la redes

    Si te gustó nuestro contenido, puedes seguirnos en Instagram. Te esperamos!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir